En la peor semana para Marcelo Gallardo como director técnico de River, el 'Muñeco' se descargó en la conferencia de prensa con frases filosas, en alusión al eterno rival y al VAR.

"En la Copa (Libertadores) perdimos porque la jugamos. Otros ni la jugaron este año y se conforman con el campeonato, está bien. Hay que reponerse. Se puede ganar o perder y tocó perder", afirmó. "Ahora hay que ganar la Copa Argentina, que no es un consuelo", destacó sobre lo que viene.

Además, le dedicó una página a la Conmebol y al bochorno del VAR. "Pitana se equivocó para los dos lados, por lo menos hubo un árbitro y no siete", disparó.

 

 

El 'Muñeco' también analizó el partido y la actuación de su equipo: "El gol de Boca podría habernos derrumbado tranquilamente. Con un jugador menos te hacen un gol, venís de una derrota de Copa Libertadores y era el momento par derrumbarse. Sin embargo, no lo hicimos y salimos a jugar el segundo tiempo y con uno menos estábamos igual de plantados".

"No puedo reprocharle nada al equipo, más allá de los errores puntuales, pero nos podemos mirar a la cara tranquilamente porque esfuerzo lo han hecho, el equipo reaccionó, llegó al empate, aunque duró poco porque convirtieron", completó Gallardo. 

 

El técnico de River rescató "la voluntad de un grupo de trabajo para la dedicación, y en eso seguirá siendo así de acá hasta fin de año" y explicó que "no cambiará las forma porque se hicieron las cosas bien". 

"No mido las cosas por el resultado, más allá de que son los que mandan, pero no es verdad que se hacen las cosas mal porque se pierde", indicó Gallardo, y manifestó que "no queda otra que seguir". 

"Hay que reponerse porque tenemos un mes de noviembre en lo que nos queda es ganar la Copa Argentina, que por ahí suena a consuelo pero es algo que estamos jugando y si se gana es un título más", concluyó el entrenador.

La palabra del capitán

Por su parte, Leonardo Ponzio consideró que Boca "llegó dos veces y convirtió" y dijo que tras las desventaja el equipo "tuvo la pelota tuvo la pelota y llegó al empate, pero ellos llegaron otra vez y se terminó el partido". 

"Ellos cedieron la pelota y nosotros con el balón sabemos jugar, pero nos llegan, nos convierten y eso duele", señaló el mediocampista, y agregó que "se dieron resultados que no pretendíamos en una semana difícil, no acostumbrada a vivir". 

"Me hubiera gustado no hacer el gol y ganar, dimos la cara pero los clásicos se ganan y hoy nos quedamos cortos", admitió Ponzio, y añadió que "esta situación después fortalecerá al grupo".