Falleció René Orlando Houseman, gloria del fútbol argentino, a los 64 años, luego de permanecer internado por días a causa de un cáncer de lengua.

El 'Loco' o 'Hueso' es emblema del puntero derecho con medias bajas y pegado a la raya.

Debutó en 1971 en Defensores de Belgrano pero era hincha de la contra, Excursionistas. Fue campeón de la Primera C y pasó a Huracán de un salto. 

Houseman brilló en el 'Globo' campeón Metropolitano de 1973, al mando de César Luis Menotti. En la Quema hizo 109 goles en 277 partidos, lo llevó a la semifinal de la Copa Libertadores en 1974 y fue subcampeón de River en 1975, el año en que le convirtió un gol en estado de ebriedad a Fillol. 

 

 

Al año siguiente, 1974, disputó la Copa del Mundo en Alemania -hizo tres goles en seis partidos- y fue campeón mundial en Argentina 1978. 

En el campeonato de nuestro país jugó seis de los siete partidos convirtiendo uno de los goles en el 6-0 a Perú disputado en Rosario.

Santiagueño de La Banda (nació el 19 de julio de 1953), de origen humilde, tuvo un paso fugaz por River en 1981, al año siguiente viajó a Chile para sumarse a Colo Colo. Allí llevó al 'Cacique' a la Libertadores y ganó la Copa de Chile (llamada entonces Polla Gol).

En 1983 viaja a Sudáfrica, vuelve y juega tres partidos con la camiseta de Independiente en 1984, parte del plantel que alza la Libertadores e Intercontinental.

Pero para él es el final, en 1985 se retira con la camiseta de su querido Excursionistas, donde disputó un único partido.

 

 

En la cancha del 'Villero' podía vérselo seguido, de hecho fue el club que lo internó cuando se le descubrió el cáncer de lengua que lo mató.

¡Vivan los futbolistas que vivieron con las medias bajas, siempre!