El jugador oriundo de la localidad de Merlo quedó suspendido provisionalmente para participar de cualquier torneo del circuito hasta que se determine en los próximos días el plazo efectivo de la sanción.

La Unidad de Integridad lo encontró responsable de arreglar el resultado de un partido del Challenger de Pádova, Italia, en junio de 2015, y de otro en un torneo de la misma categoría en Barranquilla, Colombia, en septiembre del mismo año.

En el primer caso, se trató de un encuentro de primera ronda con el coreano Duckhee Lee, con quien perdió 6-1 y 6-2 en primera ronda. El segundo partido, por la misma instancia del Challenger colombiano, fue ante el ecuatoriano Giovanni Lapentti, quien perdió 6-2 el primer set pero finalmente logró la victoria con parciales de 6-2 y 7-5.

 

Nicholas Kicker found guilty of match fixing at the Barranquilla Challenger in 2015.

 

Los investigadores descubrieron movimientos extraños en las casas de apuestas y ello disparó el expediente.

Kicker, de 25 años, recibió la noticia de su sanción mientras se entrenaba en el complejo parisino de Roland Garros, donde el próximo lunes comenzará a disputarse el segundo Grand Slam de la temporada. El tenista argentino también fue declarado culpable de "no informar" un movimiento corrupto y también de no cooperar con la investigación de la TIU sobre las acusaciones formuladas en su contra.

"Habiendo sido encontrado culpable de todos los cargos, será sancionado en una fecha futura. Los detalles de la decisión sobre la sanción se hará público cuando se decida", anunció la TIU en un comunicado. Kicker, profesional desde 2009, no tiene títulos de torneos ATP en su carrera y este año debutó con el equipo argentino de Copa Davis en la serie con Chile por la Zona Americana.

El hermano del 'Mago' Coria también cayó

 

 

Federico Coria, hermano de Guillermo Coria, también será sancionado por no colaborar en una investigación sobre manipulación de partidos. La Unidad de Integridad del Tenis señaló en un comunicado que el tenista de 26 años no cumplió con la obligación de denunciar distintos intentos de manipulación ocurridos en 2015.

En julio de ese año, según la TIU, el hermano de Guillermo Coria -que llegó a ser número tres del mundo en 2004- recibió una oferta para dejarse perder un set en un torneo future en Sassuolo, Italia.

Y en agosto de 2015 recibió una nueva oferta para dejarse perder una determinada cantidad de partidos a lo largo del año. El organismo aclaró que Coria no aceptó ninguno de estos ofrecimientos ilegales ni fue cómplice de estas acciones, pero no informó debidamente del caso a las autoridades, lo cual constituye una infracción.

 

 

Además, el jugador cometió una infracción "técnica" al resetear su teléfono móvil antes de entregarlo a los investigadores, aunque la TIU aceptó que no esto no fue realizado con malas intenciones.
 
La audiencia por el caso tuvo lugar en Miami el 22 de marzo de 2018y Coria fue encontrado culpable. La TIU indicó que el jugador será sancionado en una fecha futura a determinar.