Mientras Pelé ese dedica a ser el gran anfitrión del Mundial, y una de las máximas figuras en la organización del evento de Futbol de Brasil, una mala noticia impactó en la figura carioca, ya que uno de sus siete hijos fue condenado a 33 años de prisión.

Un tribunal de San Pablo sentenció a Edson Cholbi do Nascimento, más conocido como Edinho, a ir a la cárcel por un delito de lavado de dinero procedente del tráfico de drogas.

Como esta es la primera instancia, el ex futbolista podrá seguir en libertad mientras se tramita la apelación.

El caso se remonta a 2005, cuando comenzó un proceso en el que fue acusado de asociación al tráfico de drogas. En su momento, Edinho negó todas las acusaciones, aunque admitió que era consumidor.

Actualmente, el hijo de Pelé trabaja como entrenador de arqueros en el Santos.