Jorge Pautasso, entrenador de Melgar, pero los estribos a poco de finalizar el partido tras ir perdiendo por 2 a 0 ante San Lorenzo, teniendo en cuenta que complicó seriamente sus chances de avanzar a los octavos de final, y estuvo cerca de ser detenido.

Lo que sucedió fue que el argentino, ante los insultos de algunos plateistas, se dio vuelta y se llevó su mano al bolsillo dando a entender que el árbitro le estaba robando a su equipo.

Los policías presentes en el campo de juego vieron toda la situación y al finalizar el encuentro intentaron llevarlo detenido por los gestos “desmedidos que incitaban a la violencia. Sin embargo, a falta de pruebas, el técnico simplemente recibió una infracción que podría derivar en alguna multa en la Conmebol.

 

 

Los goles de San Lorenzo ante Melgar que lo dejaron a un paso de octavos