Los dirigidos por Maradona finalizaron invictos y terceros con 44 unidades, pero no les alcanzó para el segundo ascenso porque Al Kalba (46) derrotó a Al Oruba por 1 a 0 y finalizó subcampeón en el certamen que consagró a Bani Yas (49).

De todas maneras, Al Fujairah tendrá una posibilidad más para el ascenso porque jugará un repechaje ante Hatta, el último de la primera división, a dos partidos. El primero será el 9 de mayo en Fujairah y el segundo será cinco días después en Hatta.

Al Fujairah se puso en ventaja en el segundo tiempo con el tanto de Fahad Sabeel, pero de inmediato llegó la igualdad de Khor Fakkan con un tiro libre de media distancia que tuvo una flojísima respuesta del arquero Saeed Sadeq.



Es que luego de desviarse en un jugador del Al Fujairah, Saeed Sadeq quedó mal parado y pelota se le escurrió entre las manos cuando parecía que no tendría inconvenientes en controlarla.

Maradona se agarró la cabeza con las manos en ese preciso instante y una vez finalizado el partido consoló a sus dirigidos, algunos de ellos desplomados en el campo de juego con lágrimas en el rostro.

En tanto, Saeed, quien fue increpado por su compañero Fahad una vez concretado el empate, recibió el abrazo y consuelo del ex arquero Luis Islas, integrante del cuerpo técnico de Maradona.