El avión en el que volaba Emiliano Sala, un Piper PA - 46 -pequeño aparato con capacidad para cinco pasajeros y el piloto-, desapareció del radar el lunes por la tarde a unos 20 kilómetros al norte de la isla de Guernsey, en el Canal de la Mancha.

Según informaron fuentes policiales a AFP el martes, sucedió mientras viajaba desde Nantes, Francia, a la capital galesa, Cardiff, donde el argentino juega.

La policía de Guemsey informó que la búsqueda del aparato que transportaba a dos personas se reanudó el martes por la mañana.

 

En su última actualización (a las 11:45 hora local) explican que por el momento han revistado 1.000 millas cuadradas con cinco aviones y dos barcos y no han encontrado ningún rastro del avión, que había realizado una llamada de emergencia poco antes de desaparecer de los radares.

"La búsqueda continúa", fue lo último que informó la Policía de Guernsey, aunque el responsable del operativo aclaró que no esperan encontrar sobrevivientes.

Por qué Emiliano quiso volver a Nantes

El Cardiff City fichó a Sala por 15 millones de libras (16,9 millones de euros) tras las negociaciones con el Nantes y lo presentó el último sábado. 

Fue todo tan rápido que Emiliiano no pudo despedirse de sus compañeros por lo que solicitó a los dueños del club gales viajar a Francia para hacerlo. 

Desde el momento en que se subió a esa avioneta no se sabe nada más de él. Y lo peor es que no se esperan buenas noticias.