Desde que Trump asumió, uno de los primeros hombres públicos y deportistas de elite en el territorio norteamericano que se pusieron claramente en contra el presidente fue Colin Kaepernick.

En señal de protesta, el jugador de fútbol americano hizo popular el hecho de poner la rodilla derecha en el piso mientras suena el himno estadounidense.

 

 

Este quarterback de la NFL, que actualmente no tiene equipo, logró trascender a tal escala que se convirtió en la más reciente imagen de Nike. La marca de la pipa le hizo firmar un contrato millonario y lo hizo su nueva estrella, sabiendo toda la controversia que esto generaría. 

 

 

De hecho, con Kaepernick a la cabeza, su nueva campaña publicitaria tiene el sigueinte slogan: "Creé en algo. Incluso si significa sacrificarlo todo". 

 

Colin Kaepernick on Twitter