Mourinho lo hizo otra vez: ganó. El portugués sumó su 25° título y le dio al Manchester United el único trofeo que le faltaba en sus vitrinas. 

Los Reds ostentan tres Copas de Europa, una Recopa, una Supercopa de Europa, una Copa Intercontinental y un Mundial de Clubes.

Sergio Romero fue el único representante argentino en la gran final del certamen, como en once de los 14 partidos.

Este es el primero gol, el de Pogba, Manchester United.

 

 

Y esta es la acrobacia del armenio Mkhitaryan, para el segundo tanto. 

 

 

Marcos Rojo estuvo ausente en la cancha -se recupera de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda-, pero al lado del césped y de impecable traje gris apoyado en sus muletas junto al sueco Ibra, también lesionado. 

El estadio Friends Arena de Estocolmo, Suecia, fue el escenario del encuentro decisivo, que contó con muchísima seguridad para custodiar a la multitud que se congregó.