Luego de despedirse del país y de River, Andrés D'Alessandro arribó al aeropuerto de Porto Alegre, donde fue recibido por una multitud de hinchas del Inter que gritó "volvió el capitán". 

 

 

El 'Cabezón', ídolo absoluto del Inter con el que consiguió 11 títulos, firmó autógrafos, se tomó fotos y hasta tocó el bombo.