En su momento, Guillermo Barros Schelotto había sido consultado sobre la polémica en el encuentro entre River y Racing por los octavos de final de la Copa Libertadores, donde no se sabía lo que iba a suceder con Zuculini, quien debía una fecha de sanción y de todas maneras disputó el partido ante el conjunto de Avellaneda. “Hay que aplicar el reglamento, pero no sé qué dice el reglamento”, ironizó el Mellizo.

 

 

Desafortunadamente para el entrenador de Boca, ahora uno de sus propios jugadores, Ramón Ábila, se encuentra en la misma situación que el mediocampista de River, teniendo en cuenta adeuda una fecha de suspensión desde su paso en Huracán, y no podrá estar presente en el partido de ida ante el Cruzeiro por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

 

 

¿Exigirá ahora Schelotto la misma rigurosidad para que se cumpla el reglamento ante la Conmebol como lo hizo con el caso Zuculini o se hará el desentendido?