Neymar da Silva Santos Júnior compró un avión ejecutivo Cessna Citation 680 valorado en 9.100.000 de dólares el 6 de agosto de 2015 por parte de la empresa Neymar Sport e Marketing, a través de una hipoteca firmada con la firma Bir Participações, según informó el diario O Globo.

La aeronave puede transportar hasta doce personas, tiene un alcance máximo de 3.190 millas y su velocidad de crucero es de cerca de 890 kilómetros por hora.

 

 

La Justicia Federal de Brasil ordenó el bloqueo de parte de las cuentas y de los bienes de Neymar el pasado febrero, a fin de garantizar el pago de posibles multas en las causas que el jugador tiene abiertas por supuestas irregularidades tributarias.

 

 

Ahora, el Fisco brasileño demanda a Neymar el pago de cerca de 63.600.000 de reales -unos 16.000.000 de dólares- en concepto de impuestos por ingresos no declarados entre los ejercicios fiscales de 2011 y 2013 referentes a su transferencia del Santos al Barcelona.

 

 

Otros de los bienes embargados al futbolista, de los que puede hacer uso pero no vender, se encuentra un helicóptero valorado en 3.800.000 de dólares, un yate y otro avión.