Con 36 años, el inoxidable Daniel Vega marcó tres goles en 22 minutos (Platense le ganó a Colegiales 3-1) y en el tercer grito no pudo aguantar las lágrimas cuando fue a festejar de cara a los hinchas que saltaban como locos en la tribuna 'Polaco' Goyeneche.

Así, 'Trapito' alcanzó los 76 goles y al histórico Vicente Sayago como máximo goleador del club.

Además, dejó a Platense en el tercer lugar de la tabla de la B Metropolitana, detrás del líder UAI Urquiza y el escolta Estudiantes, y en Vicente López se entusiasman con el 2018. 

Un histórico del ascenso

Quizás no lo conozcas pero Daniel 'Trapito' Vega es el delantero más respetado del ascenso en estos momentos, junto con 'Pupi' Salmerón y Damián Akerman. 

Por experiencia, comportamiento y por su carrera futbolística y universitaria (es Contador Público), y claro, por su capacidad goleadora pese a la menudez de su cuerpo y a su 1,79 metros de altura. 

Tras debutar en el 'Marrón' en 1999, Vega vistió las camisetas de Estudiantes de Caseros, Los Andres, regresó a Saavedra, al otro año a Lomas y de nuevo a Vicente López. 

 

 


Ese año, el 2006 fue el goleador de la B Metro y coronó a Platense con el ascenso al Nacional B. La multitud marrón saltó de las tribunas al campo de juego y de ahí a la General Paz, que fue invadida y cortada al atardecer de un 17 de mayo inolvidable para el barrio. 

 

 

Al año siguiente se recibió de Contador Público con 26 años; entonces se fue a jugar al Emelec de Ecuador. 

Volvió al país contratado por San Martín de Tucumán -jugó poco en el ascenso del equipo-, pasó a Godoy Cruz y regresó a Tucumán. Volver a dónde estuviste siempre habla de la buena huella que uno dejó, y más en el fútbol.
 

 

 


Pasó a Almirante Brown, donde fue goleador, y saltó a Huracán en la temporada 2012-13. 

Regresó a Platense por tres años pero debió irse en 2016, jugó en Talleres de Escalada, donde fue goleador y segundo máximo artillero del torneo. 

Desde este año volvió a ponerse la camiseta marrón por cuarta vez en su vida; ya es el goleador histórico del club.
 

 

 


Posdata: el fantasma de Saavedra

Anoche, cuando se apagaron las luces de la cancha, las del patio de los vestuarios y no quedaba nadie en las canchas de tenis ni el buffet, la seguridad del club sufrió una visita inesperada al momento de cerrar las rejas del estadio.

Un hombre de pelo canoso y remera blanca desgastada, se le acercó. Pese al humo del cigarrillo que fumaba y su figura delgada, lo pudo reconocer. Era el 'Polaco' Goyeneche. 

"Decile a los dirigentes que no jodan más, Dani se tiene que retirar en Platense se tiene...", murmuró y se fue por la parte de atrás del club, cruzó la cancha de básquet, y saltó el paredón que da a las vías.