"Va a ser un Mundial rioplatense", sostuvo el presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), Federico Susbielles en la presentación en el CENARD.

Si bien esta fue la presentación oficial ante el público, la intención de organización conjunta se presentará formalmente ante FIBA la semana próxima. Vale recordar que Australia, Alemania, Hong Kong, Israel, Japón, Filipinas, Polonia, Rusia, Serbia y Turquía también buscan ser sede del evento.

Argentina y Uruguay, por acuerdo de los presidentes Mauricio Macri y Tabaré Vázquez, ya anunciaron la intención de coorganizar el Mundial de Fútbol de 2030 en coincidencia con el centenario de la primera Copa del Mundo que Uruguay le ganó a la Argentina en la final.

 

 

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, se comprometió a que será un "Mundial bien distribuido entre los dos países", aunque se abstuvo de señalar en cuál de las dos orillas del Río de la Plata se desarrollará la final. 

Y adelantó que será "un campeonato federal", siguiendo el legado de la Liga Nacional en el interior.

Del encuentro también participaron el secretario de Deportes de Uruguay, Fernando Cáceres, quien agradeció a la Argentina la posibilidad de participar de esta organización.

"Somos un país chico que no hubiera podido hacerse cargo solo de la organización de un campeonato", sostuvo, Cáceres, acompañado por Ricardo Vairo, titular de la Federación Uruguaya de Básquetbol.

 

 

Argentina fue sede de un mundial en dos ocasiones: 1950, en el que se consagró campeón derrotando en la final a los Estados Unidos, y 1990, en el que ocupó la octava posición, y si ganase la postulación sería el único país en ser sede del evento en tres oportunidades.

Por su parte, Uruguay fue el encargado de organizar el Mundial de 1967, en el que la Argentina consiguió la sexta posición.