En medio de la revolución que generó la llegada de la Selección a Córdoba para enfrentar a Paraguay por la décima fecha de las Eliminatorias, Ángel Di María se ‘escapó’ por un rato de la concentración y se subió a un auto de rally.

El volante del equipo nacional participó de un evento a beneficio, y así se convirtió en copiloto del piloto Federico ‘Coyote’ Villagra, multicampeón argentino. Ambos giraron un par de vueltas en un mini circuito armado para la ocasión.

 

 

"Estoy contento, fue una experiencia única y algo muy lindo para mí; con este auto es más fácil encarar rivales que lo que tengo que hacer yo”, manifestó ‘Fideo’ al bajarse del vehículo, y añadió: “Vine más por la fundación, hacer esto me pone contento".

Luego de andar a toda velocidad, Di María le obsequió una camiseta a la Fundación Baccigalupo, entidad dedicada a las acciones para personas con capacidades diferentes. También firmó autógrafos y se sacó fotos con los presentes.