A una semana de enfrentar a Cruzeiro por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, River no sumó ningún refuerzo en este mercado de pases.

El chileno Paulo Díaz, único deseo de Marcelo Gallardo, sigue en el Al-Ahli árabe, donde tiene contrato con hasta el 30 de junio de 2021.

El entrenador lo ve muy útil para cumplir distintas posiciones y ser una suerte de sucesor de Camilo Mayada -quien se fue libre al fútbol mexicano, a pesar de que Gallardo lo quería en el plantel-.

La semana pasada, River ofreció 3.900.000 dólares por el 80% del pase del defensor chileno. Sin embargo, el club árabe los rechazó y lanzó su contraoferta: 5 millones o no se hace el pase.

 

 

Si bien el jugador y el representante no se expresaron públicamente, sí lo hizo su padre Ítalo Díaz, manifestando que el chileno resignaría dinero para llegar a River.

El campeón de América tiene que presentar la lista de buena fe para los octavos de final de la Copa Libertadores antes de las 19.15 horas del próximo sábado. El tope es 72 horas previas al partido ante Cruzeiro, que será el martes 23 de julio a las 19.15 horas en el Monumental.