Ezequiel Barco fue apartado por el Tata Martino, entrenador de Atlanta United de Estados Unidos, por un acto de indisciplina que en su momento se encargaron de ocultar.

Sin embargo, un medio deportivo estadounidense dio a conocer que el exjugador de Independiente habría querido seducir a la esposa de un compañero de equipo.

Por su parte, la novia del crack argentino, Micaela Romero, no se quedó callada en medio de la polémica y le dejó un mensaje en su cuenta de Instagram a través de una frase estampada en su remera: “Que se lo pierda por gil”.

 

 

 

 

 

Los mejores goles y jugadas de Ezequiel Barco en Independiente

 

VIDEO RELACIONADO