Las últimas jornadas de la temporada regular de la NBA suelen ser intrascendentes para la gran mayoría de los equipos y los espectadores. La mitad de las franquicias ya están eliminadas y la otra mitad ya tiene su boleto para los Playoffs, por lo que los partidos no tienen más aliciente que descontar horas para el inicio de las eliminatorias por el título.

Sin embargo, el fin de la temporada 2015/2016 es la madre de todos los finales de temporadas regulares de la NBA. Resulta que en la costa oeste de Estados Unidos y a la misma hora (23:30 hora argentina), California se convertirá en la capital mundial del deporte por unas horas. En paralelo, Kobe Bryant jugará su último partido como basqutbolista profesional y Golden State Warriors tratará de ser el primer equipo de la historia que cierra una temporada con 73 victorias. Si tienen planes para esta noche, mejor cancélenlos señores. La mesa está servida.

 

 

De la despedida de Kobe ya se filtraron muchos detalles. El Staples Center prepara un homenaje para el recuerdo, con su propia denominación, "Zircus". Y hay un detalle que no pasa de largo: los precios de las entradas se dispararon hasta una media de 997 dólares.

Dada la ocasión y la locura que genera la 'Mamba Negra', un aficionado de los Lakers decidió pagar una fortuna para ver el último juego de su ídolo en primera fila, pegadito al campo de juego. Ver el último partido de Kobe casi junto a él le va a costar ¡27.500 dólares! Pero cabe destacar que este fanático no compró una entrada, sino dos. Esto quiere decir que se gastó ¡¡¡55.000 dólares!!! para tener los mejores recuerdos y las mejores imágenes de una noche histórica. Eso sí, se llevará los regalos que brindará la franquicia angelina: un camiseta Nike especial para la ocasión, un libro conmemorativo y una canción para subir al teléfono móvil de cada aficionado.

 

 

En tanto, para ver a los Warriors quebrar el récord más mítico de la temporada regular de la NBA la locura es similar en la Bahía de San Francisco. Cuando los jugadores de Steve Kerr ganaron en San Antonio, alcanzaron el triunfo Nº72 y pusieron el 73-9 a tiro, el precio de las entradas para el juego de esta noche ante los Memphis Grizzlies subió un ¡134%! Y alcanzan ahora un promedio de 1.594 dólares.

Cabe destacar que el que quiera intentar acceder a los asientos más económicos, los precios son los siguientes: están 380 dólares para el partido de Oakland y 700 dólares para el de Los Angeles.

Las empresas que gestionan esta venta de entradas se frotan las manos, tal y como reconoce Glenn Lehrman, portavoz de StubHub: "No hay precedentes de algo así, nunca los partidos más solicitados de la temporada regular eran los últimos y para choques sin grandes implicaciones de cara a los Playoffs para los equipos locales".