Maradona arribó junto a su novia Rocío Oliva y dos amigos, y el viernes estarán en un palco viendo los dos partidos del singles, en los primeros puntos de la gran final.

El ex capitán del seleccionado argentino de fútbol se negó a hablar con los medios porque argumentó empujones hacia el grupo que lo acompañó y falta de organización para preparar una adecuada ronda de prensa.

 

 

"Llegué bien. La manito, la manito... Así no hablo, llevándome por delante no hablo. Esto es un despelote. Si se hubiesen organizado yo hablaba sin problemas, pero como son boludos y nos llevaron por delante... Ahora se hacen los organizados y de boludo yo no tengo nada", declaró el 'Diez', muy enojado con los periodistas que se hicieron presentes en el aeropuerto de la capital croata.

Rápidamente, Maradona se subió a un auto y se dirigió al hotel de la concentración del equipo de Daniel Orsanic para saludar a los jugadores.

Cabe destacar que Diego se alojará en el mismo hotel que el equipo argentino de Copa Davis que comanda Daniel Orsanic. Es decir, segurmente habrá oportunidad para que se reuna con los jugadores en privados.

 

 

Además, no será la primera final de la Davis con la presencia de Maradona: ya estuvo en la derrota ante Rusia (3-2) de 2006, jugada en Moscú.