Si bien todo indicaría que se trata de un suicidio, el fiscal que investiga el caso- Gastón Fernández- ordenó que se realice la autopsia en el cuerpo del exfuncionario y abogado Jorge Delhon que estaba a cargo de Fútbol para Todos (FPT) y sobre el que pesaba una denuncia de corrupción por coimas y sobornos realizada por el el ex Ceo de Torneos y Competencias, Alejandro Burzaco..

La autopsia tendrá lugar en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora y se verificará si Delhon consumió alguna droga o lo obligaron a consumir alguna droga para doblegar su voluntad antes de morir en las vías del tren. 

Además, el fiscal solicitará las cámaras de seguridad de la zona con ánimos de corroborar si efectivamente se trató de un suicidio o si hubo algún tipo de inducción o crimen planeado. 

El trágico episodio ocurrió a pocas cuadras del hogar del abogado, en la noche de ayer martes, minutos después de las 21, en el cruce de Oncativo y las vías del ex Ferrocarril Roca; a cuatro cuadras de la estación Lanús.

En el marco de la investigación el motorman aseguró ante el fiscal que vio una persona que se le apareció de golpe, en medio de la noche y corrió hacia la formación.  Todo quedó registrado en la cámara de la formación. 

Además se encontró una carta en el bolsillo del pantalón de Delhon en la que podía leerse garabateado: "Los amo, no puedo creer"; y que será sometida a pericias caligráficas. 

 

La trama 

La causa conocida como FIFA Gate se inició cuando el ex CEO de Torneos y Competencias, Alejandro Burzaco, aseguró ante un tribunal de Nueva York que le pagó coimas por 4 millones de dólares a Delhon, un abogado que trabajó en la jefatura de Gabinete en el 2012, y a Pablo Paladino, que se desempeñaba como Coordinador de Fútbol Para Todos.

Por otro lado, Burzaco también indicó que pagó coimas a los tres últimos titulares de la Confederación Brasileña de Fútbol  CBF, Ricardo Teixeira, José María Marin y Marco Polo del Nero.

En el día de hoy, el actual presidente de la CBF, Marco Polo del Nero, y la cadena televisiva Globo negaron las acusaciones de corrupción. 

Burzaco declaró ante la Corte de Nueva York que la cadena más poderosa de Brasil, Globo, compartió el pago de sobornos a dirigentes para obtener beneficios en la transmisión televisiva de campeonatos como Copa América, Libertadores y Sudamericana.

Del Nero, en un comunicado de la CBF, negó "con indignación, tener conocimiento de cualquier trama de corrupción" y apuntó que la causa en Estados Unidos "no indicó ningún indicio de recibimiento de ventajas económicas o de otra naturaleza".

En tanto, el grupo Globo negó a Burzaco al afirmar que la empresa "afirma con vehemencia que no practica ni oferta ningún tipo de soborno".