La propuesta comenzó a gestarse hace dos años y tras un arduo trabajo de Hernán Brignardello junto con la editorial Alto Pogo lograron la colaboración de treces escritores reconocidos como  Leopoldo Brizuela, Martín Kohan, María Rosa Lojo, Sergio Bizzio, Juan Martini, Guillermo Saccomanno, Ana María Shua, Eduardo Muslip, Elsa Osorio, Pablo De Santis, Liliana Heker, Marcelo Cohen y Alberto Laiseca.  Jugando con el proceso por el que una semilla comienza a convertirse en planta, estos autores decidieron recomendar a otro cuyo nombre todavía no llegó al gran público lector de la literatura nacional. 

 

"Hace años que con Marcos Almada (otros de los editores de Alto Pogo) venimos leyendo a escritores que no tienen gran circulación. Son personas que en muchos casos aún no tienen libros publicados y cuyos textos se mueven por ciclos literarios, redes sociales, blogs o antologías", nos cuenta Hernán Brignardello creador y gestor del libro Germen: Autores germinan autores. Y agrega:  "En el caso de Germen, lo que buscamos fue encontrarle una vuelta extra. Es difícil darle visibilidad a un autor desconocido. Entonces pensamos que era interesante la idea de convocar a escritores consagrados para cumplieran un rol de padrinos, recomendando a autores que todavía no tienen circulación entre el gran público".

¿Quiénes son los germinados? Fernando Chulak, Natalia Crespo, Guillermo Naveira, Laura Ormando, Germán Parmetler, Luciano Belllelli, Felipe Herrero, Paloma Fabrikant, Gabriel Vázquez, Ariel Urquiza. Mariano Abrevaya Dios, Analía Sivak y Federico Romani. 

 

— ¿Cómo fue la selección de esos "padrinos"?;¿Solo el reconocimiento del autor divide aguas entre unos autores y los otros...?

— Como toda selección tuvo un grado importante de arbitrariedad y de gusto personal. Fue compleja, porque dependió no solamente del propio deseo sino también del tiempo y la disposición de los autores. Nuestro temor, al comienzo, era que los escritores consagrados no tuvieran interés en dedicarle trabajo al proyecto. Por suerte nos encontramos con muchísima gente generosa, que no sólo colaboró sino que lo hizo entusiasmada y con una verdadera identificación con la idea de Germen. La selección surgió de intereses propios, de escritores que nos gustan, que consideramos ricos por su producción literaria, pero al mismo tiempo se terminó de definir a partir de la colaboración de los propios autores.

 

— Generalmente suelen editarse antologías para plantear lo que se lee hoy, lo que está circulando; sin embargo Germen se propone como una "ventana al futuro" ¿cómo fue trabajar con esa proyección?

— La idea parte un poco de pensar a la literatura como un fenómeno social y colectivo. Es bastante conocido el mito del escritor como un ser solitario, una especie de ermitaño que trabaja solo, en una buhardilla húmeda y oscura, y que después sale a la vida con una obra bajo el brazo. Germen quiere combatir ese imaginario. Nosotros reivindicamos a la literatura como un hecho social, creemos que no es un hecho estrictamente individual sino colectivo, que se da en los diálogos y los cruces entre autores, estéticas y generaciones. Cuando uno se adentra un poco en los círculos literarios sabe que, además de los escritores que todos conocemos, hay mucha más gente. Personas que producen, que interactúan, que dialogan y tienen una relación fluida con los escritores reconocidos, pero a los que todavía no les llegó el momento de la repercusión pública. La intención de Germen fue apalancar o si se quiere forzar un poco este proceso de emergencia. Decimos que son el futuro aunque en realidad sólo lo son estrictamente en términos de visibilidad. Son autores que aún no aparecen en los suplementos literarios de los diarios, sus nombres no están en los anaqueles de las librerías. Pero a su vez son, en todos los casos, escritores que producen desde  hace años y tienen una obra detrás, una trayectoria de escritura con diversas elecciones narrativas.

 

— Y en ese proceso de "apalancar" ¿Hubo algún requisito para que los autores consagrados seleccionaran a uno "en crecimiento"?

— No hubo requisitos temáticos o estéticos, más allá de algunas cuestiones formales como establecer una extensión aproximada para los cuentos. Confiamos en el criterio de los autores a los que convocamos, que por otra parte son escritores a los que respetamos muchísimo. Hubo algunos casos en que nos propusieron más de un cuento, y nosotros seleccionamos el que nos pareció más acorde. También hubo casos (muy pocos, por suerte) en los que no logramos llegar a un acuerdo sobre el  texto a seleccionar. Lo fundamental, creo, es que el libro se planteó desde una perspectiva de diversidad. Al no haber un tema o una estética que aglutine, el criterio de selección fue la calidad de los textos. Esto exige cierta flexibilidad en el lugar del editor: tratamos de respetar lo más posible la elección de quienes nos recomendaron autores, lo primordial era que el texto fuera un buen cuento y que expresara las elecciones del “recomendador” antes que las nuestras. Después hubo un trabajo muy fino y detallista con cada texto, en el cual tuvimos el desafío de pulir los cuentos y tratar de sacar lo mejor de ellos sin alterar su espíritu original.

 

— ¿Qué tan realista ves la idea del "futuro de la literatura argentina" en la representación de Germen?

— Tiene que ver con lo hablábamos hace algunas preguntas respecto a la proyección al futuro. Nosotros creemos sinceramente que los autores incluidos en este volumen van a ser relevantes, y que es necesario que su obra circule. Hay algunos sucesos de los últimos meses que nos están dando en parte la razón: por ejemplo Ariel Urquiza, que participa en Germen con un cuento que fue seleccionado por nosotros en 2014, acaba de ganar hace algunos meses el premio Casa de las Américas. 

El libro que busca financiamiento para su publicación a través del crowfunding tiene el objetivo, como indica Brignardello, de generar una sinergia: "Nuestra intención principal ahora es que el libro circule, que tome relevancia y cumpla su función de visibilizar la obra de estos escritores. Sería fantástico poder hacer una nueva edición en algunos años y, por qué no, que alguno de los escritores que ahora participa como recomendado pase a ocupar el lugar de recomendador". 

 

*****

 

Hasta el próximo 8 de mayo se está realizando  una preventa, a menor costo, de Germen a través de la plataforma de crowdfunding en Panal de Ideas y el libro será presentado el próximo 4 de mayo a las 18:30 hs. en el Espacio Zona Futuro de la Feria del Libro de Buenos Aires (Pabellón Amarillo).