En 'Retrato de una chica', firmado por 'A. Hitler', puede observarse a una mujer joven- en un entorno rural- cuyo rostro está enmarcado con un pañuelo rojo  y vestida con una blusa abierta con sus pechos parcialmente descubiertos.

Se cree que se trata del retrato de la francesa Charlotte Lobjoie, una supuesta amante de quien luego se convirtió en el líder nazi, Hitler conoció a Lobjoie cuando éste se encontraba en Francia durante la Primera Guerra Mundial.

 

El retrato subastado en Alemania

El hijo de esta mujer, Jean-Marie Loret, publicó en 1981 un libro titulado 'Tu padre se llamaba Hitler', en el que aseguraba que era hijo del dictador alemán.

Según varios historiadores, Hitler pintó la obra en Fournes-en-Weppes o en Wavrin, localidades situadas al norte de Francia cerca de la frontera con Bélgica, en el año 1916. En 1967, el lienzo fue comprado originalmente por un magnate industrial, según Weidler, la casa de subastas de Núremberg que sacó la obra a la venta. 

La documentación que acompaña al cuadro indica que este fue exhibido en varias galerías de arte en Japón. Es un hecho conocido que, en su juventud, Hitler trató de matricularse en la Academia de Bellas Artes de Viena en dos ocasiones y fracasó. Se ganó la vida pintando en la capital austriaca hasta 1913, año en que se mudó a Múnich, donde siguió trabajando durante un tiempo como pintor para luego volcarse a la política.