"No puedo creer que hayan hecho una Barbie de nuestra Friducha que nunca trató de parecerse a nadie y siempre celebró su originalidad", escribió Salma Hayek en su cuenta de Instagram y se sumó a la polémica por la nueva muñeca de la peculiar artista mexicana fallecida en 1954. 

 

 

Inmediatamente los seguidores de Hayek se sumaron a criticar la aparición de esta muñeca "con el diseño Barbie"- producida por la empresa Mattel- no solo por los preceptos de "belleza" que suele manejar sino también por los valores que representan muchas veces contrarios a la igualdad de género. 

 

Además, Marta Romero, la nieta de Frida, presentó la semana pasada un comunicado en el que destacó “desconocer el origen legal del proyecto desarrollado por la empresa Mattel”.

 

Hayek interpretó a Frida Kahlo en 2002 en una película que también fue cuestionada por muchos por "idealizar y romantizar" la tormentosa vida de la pintora. Recientemente Hayek volvió a hablar del film después de sumarse a las denuncias contra el productor Harvey Weinstein, sobre el que comentó: "Durante años fue mi monstruo"