"En una época donde todos tenemos una cámara en el bolsillo, como productores de sentido, era necesario generar un espacio donde cualquiera pudiera mostrar al gran público su mirada. Así fue como le empezamos a dar forma a la primera edición del Festival Independiente de Cortometrajes Raymundo Gleyzer", plantean los organizadores del festival. 

El evento fue pensado primero como una muestra de cortos pero ante la  enorme respuesta a la convocatoria, lanzada en enero último, se decidió  idear la dinámica del “Raymundo Gleyzer” como un festival, con sus respectivas competencias.

Con el foco puesto en la inclusión, los cortos van desde sketchs cómicos de quienes están dando sus primeros pasos en el mundo del cine hasta producciones que ya tienen la mirada del público en diversos festivales e incluso forman parte de las Historias Breves del INCAA, pasando por trabajos finales de estudiantes de Ciencias de la Comunicación o sátiras políticas de colectivos audiovisuales.

El “Raymundo Gleyzer” se presenta a sí mismo como un  evento completamente autogestionado y profundamente político.

"Estamos disputando el sentido del arte justo enfrente de la meca de la producción audiovisual. Si bien el Polo Audiovisual (lindante con la Plaza Mafalda) por ley debe reservarles un espacio a productores independientes y estudiantes de cine, la realidad concreta es que está más cerca a ser un gran y vistoso galpón reservado para que se cierren contratos de las grandes majors. Es por eso que nos cansamos de ver al cine de afuera y decidimos abrir el juego y empezar a concretar nuestro propósito como militantes del séptimo arte", reflexionan los organizadores. 

Pogramación: 

 

 

 

La cita es este viernes 4 y el sábado 5 de marzo, al aire libre, en Conde y Concepción Arenal (Plaza Mafalda- Conde 145, CABA.) a las 19 hs.