¿Qué es la colección Leer es futuro lanzada desde Nación?; Inés Kreplak, una de las integrantes de este ambicioso proyecto nos aclara: "En su origen, habíamos pensado la colección para repartir en el verano, un momento en donde la familia suele estar junta y con tiempo para dedicarle a la lectura. La idea era proponer textos variados que apuntaran a un público diverso, sin dejar a nadie afuera. Por eso, diseñamos un formato de bolsillo, transportable, con un tamaño y una tipografía pensadas especialmente y con ilustraciones que atrajeran a un público no necesariamente lector".

 

"Hay una movida editorial muy interesante y tupida, y es una buena noticia que el Ministerio de Cultura se arrime, conozca, ayude y proponga. Este proyecto trabaja en sintonía con el de la Exposición de la actual narrativa rioplatense, que ya tiene dos años de existencia, cuarenta libros, con cuarenta escritores y cuarenta artistas visuales y la idea de continuar la colección y federalizarla", destaca Juan Marcos Almada, otro de los coordinadores de Leer es futuro.

 

"Además, quisimos agregar autores de diversas procedencias con estilos diferentes. Creo que logramos una colección variada, con títulos para todas las edades, algunos específicamente infantiles, otros aptos para toda la familia y algunos con lenguaje más específicamente para adultos" subrayó Kreplak y remarcó que la propuesta de incluir textos infantiles nació del Ministerio ya que de lo que se trata es de "Armar una colección que promueva la lectura para todo el pueblo argentino, por eso convocamos escritores con estilos variados, de distintas procedencias, con universos diferentes y para todo tipo de lectores, incluidos los niños".

 

***

 

Hasta el momento la colección cuenta con tres autores que escriben literatura infantil, hablamos con ellos acerca de sus textos:

 

 

Laura Cedeira: "Cómo meter un perro en una valija"

Ilustración de Juana Neumann

"Retomé el contacto con los libros para niños por medio de mi trabajo en el Ministerio de Desarrollo de la Nación, lo cual me conectó con los libros que leía en mi infancia. El recuerdo de lo que producía en mí la lectura, me dio el impulso y las ganas de escribir uno propio. Luego vino la idea que guía el relato del libro: ¿qué se llevaría un niño si se muda a una nueva casa? La respuesta mía fue mi perra", nos cuenta Laura Cedeira sobre su texto que con una pequeña cuota de nostalgia nos sumerge en los lazos indestructibles que se crean entre niños y animales.

 

Y agrega: "Así fue que entre los recuerdos y emociones de la infancia y mi amor por los perros fue tejiendose la historia de Julieta y Alfonsina. Julieta cree que al mudarse no va a poder llevarse con ella a su perra, entonces trama diferentes planes - junto a su mejor amigo Gabo- para lograr que su mamá la deje quedarse con su mejor amiga, Alfonsina. La inspiración fue clara: mi relación con mi compañera de cuatro patas".



"Durante mi infancia, leer fue una manera de conocer e imaginar nuevos mundos. Tengo recuerdos clarisimos de las historias que me acompañaron y deslumbraron en esos años. Quisiera poder transmitirles a los chicos que no se pierdan por nada del mundo la magia que traen consigo los libros. Mi camino de escritora acaba de comenzar, siento que no me hubiera dedicado a esto sin haber conocido esas historias donde todo era posible y los sueños se hacían realidad", destaca Laura.

 

"Cómo meter un perro en una valija", de Laura Cedeira. Ilustrado por Juana Neumann (Leer en línea )

Juan Guinot "Dos al vuelo"

Ilustrado por Mariano Grassi

"Había participado de la Exposición de la Actual Narrativa Rioplatense, Marcos sabía que estaba escribiendo cuentos infantiles y que yo andaba buscando editorial para presentarlos", nos cuenta Juan Guinot sobre su acercamiento a Leer es futuro.

"Empezó como un juego con mi hijo, siempre le cuento historias y él se engancha. En ese juego quedó clara la idea del cuento y por dónde andaría. En "Dragón con hipo" (es un dragón que por culpa del hipo le sale fuego a cada rato y nadie quiere jugar con él) se juegan los impedimentos y como superarlos. Está presente la idea de que la solución de un problema pasa por un acto creativo. Y en "Llanto al hiperespacio" está presente esto de ser  racional y frío, a dejar aflorar los sentimientos con los cambios de paradigmas sociales que eso trae" señala Guinot acerca de su texto, que como nos tiene acostumbrados apunta a la ciencia ficción pero esta vez desde una mirada más tierna y amable.

Guinot admite que está "fascinado" con el proyecto,  "La ampliación del campo imaginario al incluir ilustraciones (en mi caso Mariano Grassi) invita al cruce de ramas del arte. Eso genera una motivación extra para el lector" y agrega "Por ejemplo, empecé a recibir dibujos de los chicos hechos después de leer los cuentos. Eso es maravilloso.También, quiero destacar la experiencia de salir con los libros a encontrarnos con los lectores. Estuvimos en Ezeiza y Daniela Fiorentino narró los cuentos para cien chicos, lo hizo genial".

"Dos al vuelo", de Juan Guinot. Ilustrado por Mariano Grassi (Leer en línea)

Cezary Novek "Los colores que no vemos"

Ilustración de Lucía Bouzada

"Me pidieron relatos de terror (hasta la fecha he publicado, sobre todo, cuentos fantásticos o de sexo, terror y violencia) pero me puse a retocar cosas que tenía inéditas. Finalmente, los cuentos infantiles fueron los elegidos" nos cuenta este escritor radicado en Córdoba capital.



"Mi libro se llama Los colores que no vemos. Incluye dos relatos de mediana extensión. El primero se llama El club de la siesta, que cuenta las aventuras de un grupo de perros que agrupan sus conciencias para viajar a un mundo onírico y terminan cambiando el mundo en secreto, pero de forma muy sutil. Es una historia sobre la comunión y el compartir grupal, pero también es una excusa para rendir homenaje a los perros que más quise", destaca Cezary en consonancia con el texto de Laura Cedeira.


"El segundo, se llama Yukiguni no fuyu (Invierno japonés, o Invierno en el país de la nieve, según la traducción literal). Cuenta las aventuras de una laucha que, fascinada por las estampas japonesas del siglo XVIII, viaja de polizonte a Japón con la esperanza de encontrar un país de azúcar impalpable y termina encontrando la nieve y el frío. Habla de cómo el vincularse con lo diferente nos inicia en un camino de evolución interior y nos ayuda a ampliar nuestra mirada sobre el mundo, aprender a valorar cómo la diferencia puede ser nuestro mayor complemento, una oportunidad de crecer".  


Novek que con una prosa dulce, sin ser empalagosa, nos trae historias que destaca como producto de "Mi mamá, que desde hace años viene insistiendo en que escriba cosas para niños". Y agrega: "La hermosa ilustración de Lucía Bouzada interpreta todo esto en la imagen de tapa, con un estilo suave y melancólico, muy afín al espíritu de los relatos".

"Los colores que no vemos", de Cezary Novek. Ilustrado por Lucía Bouzada (Leer en línea)

***

"Estamos muy felices con la respuesta que obtuvimos. Nos llegan cientos de mails por día pidiéndonos la colección desde todo el país" señala Inés Kreplak  y destaca que "Estamos enviando la colección a diferentes instituciones estatales y organizaciones sociales. Nuestra idea es continuar editando libros y promoviendo escritores e ilustradores contemporáneos, estamos trabajando en las próximas convocatorias. Por lo pronto, el 20 de febrero cierra el Concurso Federal de Relatos “La Historia la ganan los que escriben” para las categorías cuento, microrrelato y crónica y estamos recibiendo obras".

 

Para descargar o leer online la colección completa de Leer es futuro visitar la web del Ministerio de Cultura de Nación.