“La democracia del símbolo”, primera obra site-specific de Leandro Erlich en nuestro país causó conmoción al  descabezar uno de los íconos porteños. 

 

Erlich tomó al Obelisco porteño –ícono de la ciudad de Buenos Aires- como eje central de un proyecto de arte público monumental que buscar descentralizarse y recorrer los barrios porteños para tal vez luego ampliarse a nivel  nacional. 

 

La obra que es una reproducción a escala real del ápice del Obelisco, que hasta el momento se exhibía en la explanada de MALBA en La Recoleta llegó al barrio de La Boca. El público podrá visitar su interior y descubrir las cuatro vistas aéreas del monumento central  instalado ahora en la Usina del Arte hasta el próximo 29 de mayo los días sábados, domingos y feriados.

 

 

Erlich es un artista conceptual que juega con las ilusiones ópticas en sus instalaciones que le han otorgado reconocimiento a nivel internacional. El artista busca involucrar al público y empezar a ver desde una óptica diferente donde la pura ilusión deja lugar al arte.