"El libro constituye el punto de encuentro de las libertades humanas más importantes, entre las que destacan en primer lugar la libertad de expresión y la libertad de edición. Se trata de libertades frágiles", aseguró Audrey Azoulay, Directora General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO); institución que estableció el 23 de abril como día internacional del libro y el derecho de autor. 

 

 

Pero ¿por qué hoy? La respuesta está en que se trata de una fecha clave en el mundo literario ya que es el día en que fallecieron Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. La fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Por ello fue que en la Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París en 1995, se decidió que la fecha era propicia para un homenaje universal a los libros y autores. En este 2018, la capital mundial del libro elegida es Atenas, como lo fue en 2011 Buenos Aires. 

 

El comité de selección eligió a la capital griega por sus diversas actividades de promoción de la lectura, en especial para migrantes y refugiados. 

En el caso de España el día del libro está vinculado a las festividades de San Jorge (Saint Jordi), iniciadas en Cataluña, donde se suele realizar el intercambio de rosas y libros entre amigos, familiares y parejas.