El PAP (Papanicolaou - PAP/Citología cervico - vaginal) es un examen médico que permite detectar células anormales o lesiones en el cuello del útero. De acuerdo a las cifras subrayadas por el Ministerio de Salud de la Nación "Se ha comprobado que, si [este estudio] se realiza en el marco de un programa organizado de tamizaje, puede reducir en un 80 % la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello de útero". 

Por eso, junto con el examen de mamas, ecografías y controles, el "Pap"- como suele decirse- resulta clave para "detectar lesiones en el cuello uterino y tratarlas antes de que se conviertan en cáncer". 

Silvana Baylac es una ilustradora nacida en Punta Alta, en la provincia de Buenos Aires, que tuvo que enfrentarse ante un resultado preocupante de su estudio de Papanicolaou y decidió contar cómo fue el proceso en un fanzine, que ella misma vende, y que llamó sin vueltas: "Me dio mal el fucking PAP"

Sobre cómo decidió hacer público su drama personal y publicarlo, Baylac relata: "Un día muy abrumada y sin evaluar las consecuencias conté lo que me estaba pasando en Instagram stories y tuve tantas reproducciones y respuestas que me sentí obligada a seguir adelante en la exposición. Necesitaba contármelo a mi misma y quería que semejante evento tuviera un capítulo en mi trabajo y redes. Quería hablar del tema y me pareció el mejor enfoque hacerlo desde la primera persona, me imaginé que sería demasiado trabajoso inventar un personaje"

 

 

Silvana Baylac

 

"Honestamente no hubo una gran elaboración. Redacté en un par de días un diario íntimo de eventos y lo separé en escenas. Las fui volcando cronológicamente cómo sucedieron y traté de representarlas como las sentí y recién ahí vi cómo convivían los diferentes tonos en la historia", plantea la ilustradora para referirse a la publicación en la que se reflejan también las variaciones de su humor, la lógica preocupación y la necesidad de concientizar. 

 

 

 

Silvana Baylac

 

"Me pareció oportuno también que el cuento tenga estas variaciones porque es exacto como te sentís en una situación así. De a ratos chateando con amigas te reís de lo que te pasa, en la ducha pensás en la muerte, también tenés que aprontar los turnos y análisis, sentís una gratitud superlativa por quienes te ayudan y en el medio te hacés un hueco para victimizarte un poco y demandarle puño en alto al mundo por tanta mala suerte que te viene a tocar justo a vos", rememora Baylac. 

También se pone firme con el tema de hacerse los estudios en tiempo y forma, a pesar de que muchas veces resultan invasivos: "A las mujeres «nos da paja» ir a hacernos el Papanicolaou porque el consultorio gineco es un espacio que nos resulta hostil. Los estribos son incómodos, estar en culo durante 20 minutos es incómodo, el espéculo es incómodo, pesa y duele; la extracción a veces se siente y es también incómoda. Con todos esos puntos en contra, ir cada año a sacarse una muestra demanda mucha voluntad".

 

 

Silvana Baylac

 

Y agrega, no sin cierta picardía: "Considerando que desde que este método se dio a conocer (en 1941) no se evidencia una gran evolución en su técnica o materialidad, a las mujeres sólo nos queda elevar una plegaria en pos de que se encuentre un método más amigable para realizarlo, o al menos una postura nueva, una musiquita, una golosina como premio o por qué no, un orgasmito de cortesía al final"

En el fanzine, los lectores pueden notar cómo se dan diversos momentos en la historia que se presenta desde la portada como "un toque autobiográfica"; hay momentos en los que la autora y protagonista oscila entre sentirse "muy dramática" y al mismo tiempo se reprocha no querer pedir ayuda en esa posición cliché de “mujer superada”. 

"Lo difícil en este caso no fue tanto la parte de llevar [las diversas emociones] al dibujo sino la parte de convivir con esos diálogos internos durante meses. Es agotador. Nunca sabés cuál es el enfoque correcto y la verdad es que todos lo son", reflexiona la ilustradora que ahora también trabaja en un proyecto de nudes (desnudos) para colorear. 

 

 

Silvana Baylac

 

Sobre sus sentimientos durante los estudios, internación y cirugía, Baylac plantea: "Es hermoso sentirse poderosa e ir a sacarse sangre en bicicleta en ayunas 6.40 am en pleno invierno para luego premiarse con un desayuno escandaloso, pero simultáneamente quiero que mi novio me tape y me diga que no me preocupe, que él se encarga. Lo que traté de hacer fue respetar la emoción de cada escena y plasmarla aunque no tuviera relación con la anterior o la siguiente."

 

 

 

 

"Cuando terminé el fanzine estaba recién operada (conización, extracción del tejido lesionado del cuello de útero) y con un 99,99% de posibilidades de estar curada. Me pareció que estaba bien colgar la historia ahí porque contar que luego me tenía que hacer 3 paps más durante el año (ya me hice el primero y dio bien) podía ser poco sustento para hacer una nueva publicación. Tal vez pueda hacer un dibujo alusivo, para que quienes quedaron en pausa se enteren que luego de la conización* volvés prácticamente a cero. Hasta ahora no lo había pensado", plantea Silvana. 

Y sobre el formato de fanzine que eligió para contar su historia destaca  "quedé flechada, es el primero que hago y me parece super amigable y me gustaría hacer más. Tengo en mente tres con diferentes temáticas, nudes, llanto y selfies, pero están sólo a nivel proyecto, apenas hay bocetos"

Ante  la experiencia de hablar, dibujar y pensar sobre la salud sexual, un tema que increíblemente para muchas mujeres sigue siendo tabú, Baylac cierra: "Una idea fuerte que tuve durante esta historia fue «hacerme este pap de mierda me salvó la vida », así que a pesar de que hago un gran esfuerzo por no dar órdenes a las personas que no conozco, si pudiera deslizar un consejito sería: chicas, saquen turno para hacerse el pap, es un embole pero es mejor saber, y saber antes es achicar las posibilidades de pasarla mal"

 

 

Silvana Baylac

 

 

 

Sobre la autora de "Me dio mal el fucking Pap"

Silvana Baylac es ilustradora. Nació en Punta Alta y ahora vive en la ciudad de Buenos Aires.  Fue a dibujo, estudió audiovisuales, hizo todos los cursos de diseño gráfico tipografía creatividad acuarela vídeo arte abstracto lettering y collage que se cruzó y sueña con vivir de la pintura. "Para conocerla conviene ir a su Instagram, porque en su Twitter se queja demasiado y el Facebook ya casi queda en desuso", advierte, en broma y no tanto, la propia ilustradora. 

Podés ver más de su obra en su tienda virtual

 

 

*La conización es un procedimiento terapéutico-diagnóstico, el cual se realiza en el cuello uterino. Se practica una incisión en forma de cono, de ahí su nombre y tiene una doble función: la del tratamiento de lesiones premalignas o para, en el menor de los casos, descartar el diagnóstico de un posible cáncer de cuello de útero incipiente. 

******************************

Datos duros y claves: Lo que tenés que saber

En Argentina, el estudio del Papanicolau (PAP/Citología cervico - vaginal) se realiza de forma gratuita en los centros de salud y hospitales de todo el país.

"Pueden pasar en promedio 10 años desde que aparecen las primeras lesiones hasta que se conviertan en cáncer. Por este motivo el cáncer de cuello de útero es una enfermedad altamente prevenible", por eso es importante recordar que el control es prevención. 

Existen diferentes grados de lesiones, algunas son precursoras del cáncer.El cáncer cervicouterino es causado por algunos tipos de VPH (Virus de Papiloma Humano) que se transmite por contacto sexual. En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo, sin causar ninguna manifestación o síntoma en el cuerpo; pero "en una pequeña proporción de casos, alrededor del 5%, el virus se torna persistente, pudiendo provocar lesiones que con el tiempo pueden convertirse en cáncer". 

"Se recomienda la realización de un PAP a partir de los 25 años y especialmente entre 35 y 64 años. Asimismo, las mujeres mayores de 64 años que nunca se hayan hecho un PAP también deben hacerlo", recomiendan los médicos que además marcan la importancia de los chequeos anuales ginecológicos. 

¿Cómo se realiza?

El procedimiento puede ser molesto pero no produce dolor:

Se introduce un pequeño aparato llamado espéculo en la vagina
Se extrae con una espátula de madera una pequeña muestra de células que se encuentran sueltas en el flujo del cuello del útero o matriz.
Las células se esparcen en un vidrio especial llamado portaobjetos.
El vidrio es trasladado a un laboratorio, donde se observan las células en un microscopio para ver que estén sanas.

¿Es importante conocer los resultados del PAP?

Es fundamental que la mujer vuelva al servicio de salud a buscar el resultado. Los efectores de salud tienen obligación de garantizar que ese derecho se haga efectivo en un plazo no mayor a 4 semanas desde la toma de la muestra.

Si el Pap detecta alteraciones en las células, el/ la profesional indicará otros estudios para completar el diagnóstico y establecer un seguimiento o tratamiento adecuado.

Recomendaciones para asistir a realizarse el Pap

En los centros de salud se pide a las mujeres que van a realizarse la toma para el Papanicolaou:

No estar indispuesta
No haber tenido relaciones sexuales las 24 hs anteriores.
No haberse hecho lavajes vaginales, no haberse administrado óvulos.

(Fuente Ministerio de Salud de la Nación Argentina) Más información acá