Los  cinco pilares de la sociedad contemporánea se engloban en el título del libro escrito por el novelista y poeta estadounidense, Noah Cicero: “Trabajá. Cuidá a tus hijos. Pagá tus cuentas. Acatá la ley. Consumí” (Metalúcida, 2015).  Desde su mirada, se trata de los preceptos del capitalismo más relevantes, que tiñen la vida de aquellos jóvenes que hoy quedaron fuera del sistema.


Hurgar en Internet y buscar Noah Cicero implica conocerlo como referente de la Alt Lit o literatura alternativa. Algunos destellos de este fenómeno se conocieron cuando la editorial Dakota  publicó en 2012 “Hoy el cielo está azul y blanco, con manchas azul brillante y una luna pálida y pequeña y voy a destruir nuestra relación hoy”  de Tao Lin, y  “Antología de entradas inéditas de un blog de un empleado mexicano de Panda express”,  de Megan Boyle.


Durante 2014, la editorial Interzona llegó con Alt Lit, Literatura norteamericana actual. En este compilado de textos se sumaron las voces de Ofelia Hunt, Frank Hinton y Jordan Castro, entre otros. El escritor Hernán Vanoli describió en el prólogo: “Desde el 2004 hasta el presente, los Estados Unidos invadieron muchos países en busca de petróleo y armas nucleares que no siempre aparecieron.  China se consolidó como nueva factoría mundial y también como epicentro de fantasías y temores que produce el fin de una hegemonía, algo que puede percibirse en la producción cultural del gran país del norte”.


En La fátiga del imperio, Vanoli amplia que la escena literaria “floreció” en la red.  Twitter, Facebook y weblogs fueron el reducto donde los escritores optaron por “desarrollar una escritura con los dispositivos digitales de conexión”.  En algunos proyectos,  dueños de una gramática dispersa, inconexa y apática sumados a críticas que hasta tildan de “marketinero” a Tao Lin, se encuentran plumas (o teclados) que se cuestionan y preguntan ¿Y ahora qué?. Noah Cicero es uno de ellos.


Mike, el personaje de esta novela,  estudió licenciatura en Ciencias Políticas y como cualquier otro joven graduado norteamericano,  sólo buscaba una cosa: trabajar y pagar su beca de la facultad. Golpeó puertas, redactó mails, envió currículums vitae y nada. La nada misma. Quería abandonar su puesto como camarero. El mandato yanqui le apuntaba otra cosa: diplomarse, ser  exitoso, gastarse muchísimo dinero en el shopping y tener una familia ejemplar.


Y  todo eso no figuraba en sus planes. No estaba porque no quería y también porque el sistema lo impedía.  Desahuciado y ante la necesidad de un sueldo y cobertura médica entra a NeoTap, una especie de reformatorio estatal para supuestos delincuentes.

 

Slogans como: “Para vivir bien, una buena vida de americanos, tenemos que respetar los procedimientos que guían nuestras vidas”,  “Si no hay ley no hay felicidad. La ley está por encima de la humanidad” y  “Los delincuentes tienen que entender quién manda y cuál es la verdad”, circulaba en todo momento. Neotap era como una cárcel que dictaminaba cómo y por qué debía vivirse de la manera más adecuada. Cualquier pregunta u objeción a NeoTap era lo mismo a desaparecer.


Consultada sobre la Alt Lit, la investigadora y especialista en Cultura y Literatura digital de la UNTREF Claudia Kozak, la definió como “un fenómeno reciente,  vinculado al entorno de las redes sociales y una parte de las transformaciones que la literatura transita en el actual contexto digital. E inclusive no podría arriesgar que sea de las más interesantes”, apuesta. Es que su desembarco en el país no pasó con mucha benevolencia para la crítica literaria argenta.


Aún así, Cicero acerca un relato más político, listo para para  desmenuzar, criticar y desplomar hasta el final el gran sueño americano. Satiriza la sociedad estadounidense moderna,  en su carrera por el consumo obsesivo y la permanencia de un sistema de vida, dominado por el capital financiero: La universidad primero, el trabajo después, el consumo de productos elaborados por grandes empresas y un espiral que no se termina jamás.


El gran sueño americano ahora destierra y excluye a sus hijos más jóvenes: comienza a mostrar  sus fisuras y sus grietas.  ¿Y ahora qué?  Cicero abre una pregunta.


La respuesta llevará su tiempo.

 

********

 

 

"Trabajá. Cuidá a tus hijos. Pagá tus cuentas. Acatá la ley. Consumí" de Noah Cicero
Matalucida, Abril 2015