Cambiemos, el sello que supuestamente viene a terminar con "la vieja política" y que dirige la Provincia de Buenos Aires, ya tendría todo listo para incorporar a Jesús Cariglino como funcionario bonaerense. 

 

El barón caído de Malvinas Argentinas hoy pertenece al Frente Renovador de Sergio Massa. Pero durante 2015 ya había tenido varios coqueteos con el Pro, en especial luego de que el tigrense le cortara la alas y lo bajara de la precandidatura a gobernador. Finalmente se abstuvo de dar el salto con garrocha y se presentó a revalidar el cargo en el pago chico, donde cayó a manos del kirchnerista Leo Nardini.

 

Ahora, el camaleónico dirigente tendría todo listo para desembarcar en la gestión de María Eugenia Vidal. "Se incorporará a trabajar con nosotros, aunque todavía no sabemos si va a ser asesor de Salvai (ministro de Gobierno) o si va a cumplir funciones en la Subsecretaría de Gobierno y Asuntos Municipales junto a Campbell", consignó una fuente del oficialismo al portal la Tecla.

 

Los rumores de que el barón -quien estuvo más de veinte años al frente del distrito- integraría el gabinete de Vidal, circulan desde noviembre. Por ese entonces Nardini, quien mantiene una oposición dialogista con la gestión provincial, le había pedido a la Gobernadora que abandonara la idea. "Apelo a la conciencia de Vidal para que no ponga a un personaje tan nefasto como este en un ministerio tan importante”, había sugerido en declaraciones mediáticas. 

 

Cariglino perdió el poder en Malvinas pero no las mañas. Recientemente fue señalado como el responsable de un atentado, en el que prendieron fuego camionetas del Municipo. Al respecto, el intendente Leo Nardini denunció que “es gente ligada a la estructura municipal que se fue".