Desconfiados de las garantías que ofrecía Sergio Massa para darles una reelección, varios intendentes abandonaron al tigrense antes de la presentación formal de las listas. La mayoría transitaron el camino de vuelta hacia el Frente para la Victoria donde fueron recibidos por el gobernador y candidato a presidente, Daniel Scioli, y el secretario de Presidencia 'Wado' de Pedro.

En la previa, ir en la boleta del oficialismo favorece las posibilidades de los jefes comunales que buscan un nuevo mandato. Sin embargo, antes de coronar en octubre, los retornados deberán pasar un primer baño de fuego que en algún caso podría tornarse letal: las PASO del domingo.

Los encargados de presentar batalla serán los precandidatos que el kirchnerismo ya venía preparando de antemano. A continuación, un repaso de la situación de cada uno de los jefes comunales retornados del massismo:

Merlo


Al mando desde 1994, el alcalde Raúl Othacehe tuvo un paso fugaz por el massismo, donde estuvo poco más de un año. Durante ese lapso rompió lanzas con Daniel Scioli y el distrito estuvo plagado de afiches con críticas al Gobernador. Pero en mayo de este año, el "Vasco" para lograr su séptimo mandato debía volver a rendirle pleitesía al presidenciable del FpV.

En las PASO se enfrentará directamente con Gustavo Menéndez. El dirigente de "Grande Merlo" encabeza una lista de unidad de todos los espacios del kirchnerismo local que entienden que es hora de poner un freno al histórico Barón del conurbano.

Otahecé no tiene una victoria segura el próximo domingo. Es por ello que además de amedrentar a sus opositores con episodios constantes de violencia, el "Vasco" presentó listas fantasmas en la interna para tratar de dividir el voto.

San Martín

El retornado Gabriel Katopodis deberá enfrentar a otros dos precandidatos: el joven concejal de La Cámpora, Hernán Letcher, y el sciolista Alejandro Phatouros.

El jefe comunal era uno de los principales aliados del tigrense. De hecho su llegada al poder municipal en 2011 se debió fundamentalmente al apoyo de Sergio Massa. Pero las ganas de lograr una reelección en el municipio fueron más fuertes que la amistad.

Katopodis corre con la ventaja de tener dos contendientes en la interna, lo que da a pensar que su victoria en las PASO está prácticamente asegurada. Aunque Letcher afirma que podrá darle pelea en las urnas.

Pilar

Otro de los barones que abandonó a Massa en busca de cobijo fue Humberto Zúccaro. El intendente quiere un cuarto mandato al frente de Pilar. En las Primarias se topará con José Molina, director provincial de Política y Seguridad Vial. Zúccaro había hecho circular sondeos de opinión que lo daban como amplio ganador del domingo, pero no todo lo que brilla es oro.

El funcionario de Daniel Scioli respondió con otro sondeo que lo da por ganador con el 31%, con ocho puntos de ventaja sobre el actual alcalde. Desde el entorno de Molina le aseguraron a este medio que la elección será "ajustada" y el rol de los fiscales será fundamental el domingo.

Almirante Brown

Tal vez uno de los retornados más devaluados sea Darío Giustozzi. El diputado nacional y exintendente de Brown perdió el apoyo Massa para ser gobernador y su precandidatura fracasó abruptamente meses atrás. Despechado con el líder del FRabandonó el espacio y volvió al FpV para refugiarse en el distrito.

Si bien no tuvo mayores inconvenientes para bajar la candidatura de Daniel Bolettieri, el actual jefe comunal interino, para superar las PASO deberá sacar más votos que Mariano Cascallares, actual presidente del bloque de concejales del FpV. El entorno del precandidato se entusiasma con encuestas que lo dan por vencedor en las Primarias.

Olavarría

José Eseverri también irá en la boleta azul. El jefe comunal del interior de la Provincia había sido uno de los que cuestionó con más énfasis el giro de Giustozzi. Sin embargo, a las pocas semanas siguió su derrotero. En la interna se enfrenta con Guillermo Santellán. En su momento Scioli le dio apoyo a través del ministro de Desarrollo bonaerense, Eduardo Aparicio.

Escobar

Entre los que volvieron también se encuentra el intendente de Escobar, Sandro Guzman, que finalmente no irá por otro mandato. Luego de su retorno, el exmassista no logró que el FpV bajara al dirigente de Kolina, Ariel Sujarchuk y no se sintió con fortaleza para enfrentarlo.

Las Primarias no serán un simulacro electoral para los intendentes que pegaron la vuelta. El domingo se pondrá a prueba la ley de la política del conurbano que asegura que la estructura municipal aporta una ventaja decisiva en la interna. Los resultados dirán cuánto peso tiene ese factor y si el electorado les pasa o no factura por cambiar de color dos veces en los últimos dos años.