"Los módulos de alimentos y artículos de limpieza que se entrega a vecinos tienen un peso de 31 kg (por familia) y está compuesto por fideos, polenta, arroz, garbanzos, puré de tomate, leche, azúcar, aceite, sal, harina, jabón de tocador, detergente, trapo de piso", contó el periodista de Quilmes Adrián Di Nucci en las redes sociales. 

 

Adrián Di Nucci on Twitter

 

En tanto, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, explicó hoy que el personal militar se ocupa del "armado de bolsones y reparto a los vecinos" de Villa Azul, en un operativo que "comenzó cuando se tomó la decisión del aislamiento" del asentamiento bonaerense tras detectar contagios de coronavirus.

"El domingo, cuando se tomó la decisión del aislamiento, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, me pidió si ese operativo que ya había en otros lugares se podía empezar a diseñar para Villa Azul", dijo Rossi, en diálogo con radio Delta.

El ministro explicó que "el mismo día hubo personal militar reconociendo el terreno y ahora se armar bolsones para repartir a los vecinos, en conjunto con personal militar y de Defensa Civil de la municipalidad".

"También está previsto la elaboración de raciones de comida caliente pero, en principio, se recibe los alimentos secos y arman bolsones para ponerlos arriba de los camiones e ir en forma inmediata al barrio", agregó.

Las fuerzas sólo participan "en la ayuda humanitaria y se movilizan sin armas, ponen la logística, el personal de los camiones, y se ocuparán de las cocinas cuando existan", aclaró Rossi.

"Tenemos 80 mil hombres en todo el país y ya desplegamos 40 mil desde que empezó la pandemia: el despliegue militar más importante desde el advenimiento de la democracia o de la historia argentina moderna", resaltó.

El funcionario además destacó que, durante la pandemia, las fuerzas armadas "desplegaron 17 hospitales militares, agregaron un centro de aislamiento casi terminado en el apostadero naval de Buenos Aires y fabricaron alcohol en gel y barbijos".