A raíz del brutal ataque que sufrieron este jueves los trabajadores del frigorífico Penta mientras reclamaban sus puestos de trabajo y sueldos adeudados, los policías que participaron de la represión fueron desafectados.

Según informaron, los oficiales fueron desafectados por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos que depende del ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni.

 

Luis Bremer on Twitter

 

En este marco, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, le pidió a los dueños del frigorífico ubicado en dicho municipio que “sean responsables y acaten la conciliación obligatoria”. Anteriormente había repudiado la represión.

Mayra Mendoza ☀️ on Twitter