El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó todos los cambios que propuso en el proyecto de Ley Impositiva y le pidió “responsabilidad” a la oposición en el tratamiento de la iniciativa.

El mandatario provincial calificó a la Ley como "un instrumento imprescindible" en una marco de "emergencia económica, social, productiva, educativa y sanitaria", y le pidió "responsabilidad" a la oposición para aprobar la iniciativa cuyo debate estaba previsto para este miércoles.

"La diferencia significativa que presenta es el enfoque 'segmentado' o 'progresivo' que se aplicó al impuesto inmobiliario urbano y rural; la recaudación total será igual al año pasado actualizada por inflación, pero esta vez la actualización se distribuirá de manera más justa: las propiedades más pequeñas y menos valiosas se actualizarán con tasas menores a la inflación, las más grandes y más caras estarán levemente por encima de la inflación", describió el gobernador.

Del mismo modo, Kicillof explicó que “tampoco es un impuestazo desde el punto de vista de los montos del impuesto inmobiliario urbano”, y agregó: “De las 4,5 millones de partidas, ordenadas por su valor fiscal, el 35% tendrá un aumento menor a $500 que se paga en 5 cuotas a lo largo del año, es decir, $42 por mes".

"En el día de ayer se mantuvo otra reunión, que tomamos como demorada continuación de la que se sostuvo el día 26. Acercamos allí una propuesta con alternativas. Advertimos que el proyecto debía ser presentado hoy a las 14 horas, para que pueda ser tratado efectivamente el día miércoles. Pese a la buena recepción que tuvo la propuesta, los legisladores de la oposición se retiraron prometiendo dar una respuesta que aún no recibimos", concluyó el exminisitro.

Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter
Axel Kicillof on Twitter