Parece una fake news, pero sucedió en serio. De hecho, el mismo protagonista se encargó de subir el video y mostrarlo en las redes sociales.

El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola (Cambiemos) fue comer a un comedor escolar y recibió una porción extra de carne, mientras que el resto comía fideos apenas bañados en salsa.  El hecho sucedió en la escual primaria EP N°7, de esa localidad, este lunes al mediodía. 

Mientras el jefe comunal recibió unas suclentas albóndigas, todo indica que los alumnos no. 

 

 

 

La imagen produjo tanta indignación, que rápidamente se difundió en las redes sociales.

“Los alumnos de quinto grado de la #EP7 prepararon una encuesta para realizarme. Previamente compartí el almuerzo con ellos”, puso Aiola junto al video en cuestión.