En medio de las preocupaciones por la creciente ola de casos de coronavirus, en La Plata también se padece otro riesgo sanitario por el desborde de cloacas. Además de representar un problema para la salud, vecinos aseguran que, especialmente en la localidad de Melchor Romero, pero también en otras aledañas, el olor es insoportable. 

Para colmo, hay preocupación por la falta de respuesta del intendente Julio Garro ante lo que podría ser un foco de contagio de enfermedades en momentos donde el sistema de salud está al límite por la pandemia. 

Según recoge el diario El Día, vecinos de Barrio Jardín aseguraron que "hay un olor insoportable, es una zona donde transita gente, es un peligro sanitario a su vez". Pero la situación se extiende a otros barrios también. 

 

 

Como es sabido, las aguas servidas de las cloacas son un serio problema para la salud. A diferencia de lo que podría ser un caño de agua pinchada, los desborde cloacales sin tratamiento podrían poner a personas en contacto con bacterias que generan trastornos que van desde fiebre, debilidad, nauseas, retortijones, vómitos y calambres, hasta enfermedades entéricas y pulmonares graves.

Esto último es muy grave si se tiene en cuenta que, además, la sociedad enfrenta un serio aumento de cosos de coronavirus.