Este lunes y sin aviso, un corte de grandes proporciones dejó sin luz una vasta zona de los municipios de Avellaneda, Quilmes, Lanús, Lomas de Zamora y el sur de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Se trataría de una falla en el sistema de alta tensión de la empresa Edesur. 

 

Según el último reporte del ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad) algo más de 320.000 usuarios de Edesur están sin suministro.

 

La mayoría de las zonas ya tendrían el suministro repuesto, aunque las quejas de los usuarios todavía se multiplican por estas horas en las redes sociales.

 

El apagón fue tan grande que hasta los semáforos dejaron de funcionar, lo que produjo perjuicios también en el tránsito.