El presidente Mauricio Macri sabe que tiene que levantar su imagen a como dé lugar en el conurbano de cara a las elecciones legislativas. Es por ello que hace incursiones recurrentes en los municipios, aunque, por el nivel de seguridad con el que 'bajan' a los barrios, se nota que la situación es incómoda para el mandatario.

Como puede verse en las imágenes, el jefe de Estado llegó el miércoles a Castelar Sur, localidad del partido de Morón, en medio de un mega operativo que incluyó camiones hidrantes, camionetas, efectivos armados y hasta francotiradores apostados en sitios altos. 

 

 

 

 

 

 

 

En lo formal, Macri partició de un acto de entrega de viviendas del Procrear, junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y al intendente de Morón Ramiro Tagliaferro. Allí mantuvo un fugaz encuentro con las familias que accedieron a las viviendas.

 

 

Pero ni el operativo de seguridad impidió que se filtren cartesles de rechazo al Jefe de Estado. Los vecinos le recordaron a Macri que los planes de viviendas fueron  impulsado por el Gobierno anterior.