El telescopio espacial de la NASA, Spitzer, detectó por primera vez un sistema de siete planetas alrededor de una sola estrella, como ocurre con nuestro sistema solar. 

El sistema Trappist-1 está a tan solo 40 años luz de la Tierra y sus siete planetas tienen una masa similar a la del nuestro; además se cree que los seis planetas más cercanos a la estrella que orbitan pueden tener una temperatura en la superficie de entre 0 y 100 grados, lo que implicaría la posibilidad de agua líquida.

De los siete nuevos planetas, tres de ellos están en la llamada "zona habitable", por lo que se generaron nuevas esperanzas  de hallar vida en el espacio. 

"El descubrimiento es una pieza de gran importancia en el rompecabezas que es hallar ambientes habitables o lugares donde pueda tener lugar la vida", planteó  Thomas Zurbuchen, uno de los administradores asociados en la investigación y agregó: "Responder a la pregunta sobre si estamos solos (en el espacio) es una de las prioridades científicas y encontrar de golpe tantos planetas como estos por primera vez en una zona habitable es un gran paso hacia esa respuesta". 

 

 

Una ilustración con la posible geografía de algunos de los planetas de TRAPPIST-1f
Créditos: NASA/JPL-Caltech
Una ilustración con la posible geografía de algunos de los planetas de TRAPPIST-1f Créditos: NASA/JPL-Caltech

 

El nuevo sistema es relevante para los científicos por su cercanía a la Tierra en términos astronómicos- 40 años luz- y porque es el primero que cuenta con siete planetas de un tamaño similar al nuestro, así como por el reducido tamaño de su estrella lo que permitirá estudiar sus condiciones climáticas y atmosféricas.