La fuerte lluvia que cae en los últimos días en la zona de la Franja de Gaza dejó al descubierto una tumba milenaria de la época del Imperio Romano. 

Abdelkarim al Kafarna es el palestino que encontró accidentalmente la tumba en el patio de su casa luego de que el agua lavara el terreno y dejara visible nueve agujeros, huesos y piezas de arcilla. 

 

 

La Franja de Gaza ha sido un punto de ocupación y paso de diferentes pueblos y ejércitos a lo largo de miles de años, puesto que permitía el cruce de la parte norte de Oriente Próximo a su zona sur; por ello si bien los arqueólogos creen que pertenece al Imperio Romano es necesario hacer pruebas más precisas para datar con exactitud los restos y la arquitectura. 

Además, la franja también conecta la península del Sinaí y Egipto con lo que hoy es Israel, haciendo posible el paso hacia Siria y Mesopotamia.