La edición de este año de Game Developers Conference, que se lleva a cabo en San Francisco, California, contará con la presencia de Google y todo apunta a que presentarán su propia consola y un servicio de videojuegos en streaming.

Según informó la empresa a través de un promocional publicado en las redes sociales, el 19 de marzo compartirán al mundo su visión sobre el “futuro de los videojuegos”. En el video que compartieron se puede apreciar diferentes escenarios virtuales con gráficos que no tienen nada que envidiar a las consolas que actualmente están en el mercado.

 

 

Google lleva tiempo trabajando en Project Stream, una plataforma de videojuegos en streaming que ya tuvo un periodo de pruebas controladas en 2018. Los usuarios seleccionados tuvieron la posibilidad de disfrutar de Assassin's Creed: Odyssey desde Chrome, todo gracias al procesamiento en la nube. Se espera que la compañía presente una versión más avanzada del proyecto e información sobre su disponibilidad para todo el público.

 

 

En cuanto a la consola de videojuegos, los rumores indican que no contará con lector de discos ya que pretenden apostar por el servicio de streaming, es decir que los juegos se podrán jugar desde servidores externos en donde solo se recibe la señal de video, un sistema también conocido como “cloud gaming”.