Tras el anuncio de Fortnite de que algo sucedería el pasado domingo a las 18 -hora Argentina-, millones de usuarios se unieron a las partidas para ver el evento en vivo. Aquellos que lo pudieron presenciar notaron que el famoso cubo ubicado en el lago, el mismo que provocó la isla flotante, comenzó a girar hasta que finalmente explotó.

 

 

Tras lo sucedido, millones de jugadores se vieron inmersos en una especie de limbo y quedaron flotando en el aire durante varios minutos hasta que aparecieron pequeñas grietas que les permitieron regresar al mapa. Sin embargo, algo había cambiado.

Donde antes se encontraba el lago, lugar al que se conoce como Poza Permeable -en computadora- o Balsa Botín -en consola- ahora existen pequeñas islas cargadas de ‘loot’ que permitirán un paso más ligero a la hora de atravesar el mapa.

 

Un nuevo lugar en el mapa. Adiós lago.
Un nuevo lugar en el mapa. Adiós lago.

 

Este se trató del segundo evento en tiempo real -el primero fue en la temporada 4 con el despegue del cohete- y ha demostrado que el mundo creado por Epic Games todavía sigue siendo el más popular. Así se pudo comprobar a través de la plataforma Twitch, el cual ofrece un servicio de streaming en vivo, donde más de un millón de personas vieron en el evento en vivo junto a sus jugadores preferidos.

De todas maneras, no todo fue color de rosas. Minutos después de la increíble explosión del cubo que produjo un cambio en el mapa, los usuarios experimentaron problemas con los servidores de internet por el gran tráfico de gente que se unió al juego en ese momento. Los problemas repercutieron en el canal de los mejores jugadores del mundo en este juego, como es el caso de Ninja, quien debió cortar la transmisión -vista por más de 350.000 personas- al no poder ingresar a una partida.

 

 

Ninja transmitió el evento en vivo

 

La temporada 6 de Fortnite terminará el 5 de diciembre y la próxima comenzará el vísperas de Navidad, por lo que muchos creen que la nieve tenga un papel muy importante dentro del mapa y en las nuevas ‘skins’.