La Estación  Espacial Internacional (EEI) volvió a ser noticia después de que el cosmonauta ruso Antón Shkaplerov-en una entrevista con TASS- señaló que hallaron microorganismos que pueden tener origen extraterrestre. 

Según destacó Shkaplerov, las resistentes bacterias halladas en la EEI serán estudiadas con mayor profundidad en nuestro planeta, por lo que no suponen riesgo alguno. 

Las mismas fueron halladas durante un experimento en el que se colocaron placas especiales en el revestimiento exterior de la estación espacial y se descubrió que sobrevivieron durante tres años en condiciones de espacio exterior, en el vacío y donde la temperatura oscila desde los -150º hasta los +150ºC. 

 

Además, rastros de bacterias que se originaron en la Tierra, concretamente en Madagascar y el mar de Barents fueron hallados en la EEI durante un experimento en mayo de este año. Los científicos explicaron que llegaron hasta allí debido al fenómeno de elevación de la ionosfera, merced al cual las sustancias de la superficie de nuestro planeta suben hasta la capa atmosférica superior.

Tras este último descubrimiento, la agencia espacial rusa Roscosmos, al igual que otros científicos, ha sugerido elevar el límite superior de la biosfera a los 400 kilómetros, desde la altitud actual de 20 kilómetros.

Vía RT