Vecinos de la ciudad de estadounidense de Westbrook, Maine, están desconcertados, al igual que los investigadores, por la aparición de un misterioso y llamativo disco de hielo en un tramo del río Presumpscot.

"Su tamaño podría ser récord mundial, si alguien estuviera siguiendo la lista", expresó Kenneth Libbrecht, profesor de física en el Instituto de Tecnología de California (Caltech), en relación al disco de unos 90 metros de diámetro que gira en sentido contrario a las agujas del reloj.

Tal es la conmoción por el fenómeno, que luego que se viralizaran imágenes y videos en las redes sociales, el interés creció a nivel nacional, mientras que los especialistas no logran encontrar una explicación.

"Como el agua del remolino fluye más lentamente que la corriente principal, es más probable que se congele, creando el disco helado, que conserva la rotación del remolino debido a que está atrapado en él", consideró el físico experimental John Huth.

Taylor Gleason on Twitter