Los cometas pasaron a una distancia equivalente a nueve veces la que hay desde la Tierra a la luna. Si bien es lo suficiente para no representar un peligro, en astronomía se habla de "rozamiento", ya que, medido en términos espaciales, el acercamiento es notable. 

Las imágenes del cometa 252P / LINEAR y del 2016 BA14, fueron captadas por un telescopio ubicado en Chile y que opera el Observatorio en línea Slooh.

El 252P / LINEAR lo hizo a una distancia de 5,6 millones de kilómetros de nuestro planeta, mientras que el 2016 BA14 pasó incluso más cerca –alrededor de 3,4 millones de kilómetros–, o nueve veces la distancia entre la Tierra y la Luna, según representantes Slooh, informó el portal Space.com.

"El cometa P/2016 BA14 no es una amenaza. En cambio, representa una excelente oportunidad para el progreso científico en el estudio de los cometas", afirmó en un comunicado Paul Chodas, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, que reprodujo el portal RT.