Si bien todavía no están los datos definitivos sobre la temperatura global - que incluye la de la superficie terrestre y los océanos- el 2017 ya es uno de los años más calurosos desde que se vienen realizando los registros hace 135 años. 

Este año se ubicara en la tercera posición del ranking de calor. Solo 2015 y 2016 se mantienen por delante de 2017 donde el fenómeno El Niño marcó una diferencia.  

 

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), además, destaca en su balance provisional que “es probable que 2017 sea el año más cálido sin estar asociado a un fenómeno de calentamiento de El Niño”. Los datos oficiales indican hasta el momento que los primeros 11 meses del año fueron los terceros más cálidos desde que se tienen registros, por detrás de los de 2016 y 2015.

Por su parte, la NASA y la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera(NOAA) de Estados Unidos coinciden en que las temperaturas de la mayor parte de la superficie de nuestro planeta y los océanos fueron más altas de lo normal. Además las zonas de hielo marino del Ártico y la Antártida siguen estando en niveles mínimos casi sin precedentes.

 

 

“Pero lo realmente importante no es la clasificación de un año particular sino la tendencia general a largo plazo del calentamiento seguida desde finales de 1970, especialmente la de este siglo”, destacó Omar Baddour, funcionario científico principal de la OMM. Y agregó:  “Aparte de las temperaturas en aumento, estamos siendo testigos de un incremento de fenómenos meteorológicos más extremos con repercusiones socioeconómicas enormes”.