Se conocieron por Facebook, se casaron y cinco años después murieron con pocos días de diferencia. Juntos lucharon contra la fibrosis quística, enfermedad sin cura que los aniquiló obstruyendo sus pulmones.

 

 

Katie Prager, de 26 años, murió este jueves, cinco días después del fallecimiento de su esposo, Dalton Prager, de 25. "Sé que Dalton la estaba esperando con los brazos abiertos, así como sus dos abuelas y muchos familiares y amigos que se han ido antes que ella", escribió la madre de Katie en Facebook.

Los médicos les habían advertido de los riesgos de formar una pareja, por la probabilidad de que Dalton le transmitiera una infección a Katie. Con el avance de la enfermedad, tuvieron que vivir en estados diferentes y estuvieron juntos por última vez en su quinto aniversario de bodas, el pasado julio.

 

 

Dalton quiso desesperadamente viajar a Kentucky para ver a Katie por última vez antes de su muerte, lo cual no pudo lograr. "Lo intentó muchas veces y lo intentó muy duro. Desafortunadamente, su cuerpo no está de acuerdo con lo que él quiere hacer", dijo su madre Renee Prager al diario St. Louis Post-Dispacht.