Este martes, la reunión conjunta de las comisiones de Seguridad Interior, Salud y Legislación Penal, presidido por el radical Luis Petri, trató la firma de un dictamen para permitir el uso del cannabis para uso medicinal.

Mientras el bloque de Cambiemos intenta imponer su proyecto para que le Estado provea el aceite o extracto de marihuana a los pacientes que lo requieran, la oposición encabezada por el FpV, el PTS y Libres del Sur expuso sobre la necesidad de aprobar el autocultivo para dar un alcance real a los usuarios y enfermos.

La semana pasada especialistas, familiares de pacientes y representantes de instituciones y organizaciones civiles expusieron sobre el uso del Cannabis para tratar enfermedades como, por ejemplo, la epilepsia refractaria e hicieron hincapié en la necesidad de que las madres accedan a la posibilidad del autocultivo.

“Es muy importante la investigación, pero ¿cómo hacen las universidades para poder investigar si está penado el cultivo, y cómo hacen para acceder a la sustancia?”, se preguntó la titular de la Comisión de Salud, Carolina Gaillard (FpV).

“Los más de 30 laboratorios públicos de medicamentos nucleados en la ANLAP están en condiciones de producir el aceite de Cannabis, pero para poder producirlo es necesario que haya cultivo, y para que lo haya necesitamos que el Estado cultive", insistió la entrerriana.

El FpV intenta que se debata un proyecto para que exista “un registro en el que estén inscriptas todas las personas que padezcan las patologías que se tratan con el aceite cannábico, para que puedan realizar autocultivo en sus domicilios”, tal y como funciona en Canadá y Chile.

 

En la legislatura bonaerense también pidieron por el autocultivo

El legislador del FpV, Marcelo Torres, presentó un proyecto de ley para que se autorice el uso del extracto o aceite de cannabis para el tratamiento de pacientes con distintas patologías.

"El aceite de cannabis genera un importante y significativo alivio y mejora en la calidad de vida de los pacientes. Hoy el avance medicinal en el mundo ha descubierto esta posibilidad y el Estado tiene que estar a la altura de las circunstancias", explicó Torres en declaraciones a Télam.

La iniciativa prevé que el medicamento sea incluido en el vademecum de Salud Pública Provincial, con el fin de utilizarse en patologías como epilepsia refractaria, cáncer, dolores crónicos, fibromialgia, glaucoma o esclerosis múltiple, sin descartar otras que también requieran dicho tratamiento.

Además especifica que la obra social estatal provincial IOMA y las demás prepagas brinden la cobertura médico asistencial integral.