La actriz argentina Antonella Costa, quien saltó a la fama en 1999 por su protagónico en el celebrado film Garage Olimpo, denunció un hecho de abuso sexual que sufrió hace algunos años y que recién ahora juntó fuerzas para contar.

Con el escándalo surgido tras la revelación de la guionista Carolina Aguirre y la actriz Malena Guinzburg contra el experto en viralización, Mariano Feuer, Costa se animó a contar este suceso desde su cuenta de Facebook.

 

 

"A los extras que aprovecharon una toma para manosearme entera. Al asistente de dirección que me pidió que no dijera nada porque necesitábamos seguir filmando. Al actor que le sugirió a la directora meterme 'bien la mano' en mi sexo sin consultarme antes, y que me humilló delante del equipo técnico por haberme negado a acostarme con él", enumera.

"Y a tantos otros a los que me enfrenté, negándome simplemente a hacer lo que no quería hacer, y que no era parte del pacto ni del proceso creativo", agregó aunque sin puntualizar de qué filmación se trató.

"Me pidió que no dijera nada" es el título de su post, que acompaña una nota sobre la violación que surfió la actriz María Shneider, ya fallecida, en manos de Marlon Brando en complicidad con Bernardo Bertolucci durante el rodaje de Último tango en París.