Desde las redes sociales familiares de pacientes que se encuentran en el Hospital Durand denuncian que en el establecimiento no tienen calefacción. "En el Hospital Durand los pacientes internados no tienen calefacción, una vergüenza", dice indignada María Eva Gorojovsky en Twitter.

También la comisión interna de ATE denunció públicamente la situación que afecta a varios pabellones, entre ellos geriatría, gastroenterología, nefrología, cirugía cardiovascular y en especial las salas de internación. 

Además, Gorojovsky contó a Página 12 que en el día de ayer tuvo que "salir corriendo a comprar dos frazadas" y que hoy tuvo que comprar otra. "No puede ser", remarca. 

 

 Héctor Ortiz, delegado general de ATE-Durand, añadió que los trabajadores habían advertido a las autoridades que la situación con el suministro de gas iba a colapsar en invierno. “Están haciendo una reinstalación de la red del servicio, pero sin ninguna previsión, ni empatía con lo que padecen los pacientes del hospital”, dijo a Página/12. 

“Estas obras empezaron a hacerse en enero y febrero y los mismos muchachos que venían por el tema del gas, nos venían diciendo que no iba a haber gas hasta fin de año. Podrían comprar estufas para morigerar. La gente se queja porque la pasa mal. ¿Están esperando que alguien se muera de frío?”, se preguntó Ortiz.

Fuentes del Ministerio de Salud de la Ciudad dijeron a Página 12 que tras registrar el incidente se pusieron en contacto con las autoridades del hospital, quienes elevaron un informe aclarando que las calderas colocadas hace dos meses están funcionando con alguna dificultad.  “Lo que pasó fue que subieron la temperatura hoy a la mañana y eso tarda en llegar a las habitaciones”.

“Es mentira, no hay gas. No hay gas en el hospital. No hay una preocupación por el tema, encima estamos desbordados de pacientes de PAMI porque les han quitado la cobertura y llegan todos al hospital público en búsqueda de atención. Los familiares traen frazadas y estufas eléctricas porque la situación es terrible”, apuntó Ortiz.

Fuente: Página 12.